lunes, 13 de abril de 2009

Machu Picchu


El Cusco desde el mirador.

Desde el principio del viaje imaginabamos la llegada a Cuzco. Por un lado porque en ese momento, después de 5 meses, llegabamos a otra de las maravillas del mundo, las ruinas de Machu Picchu. Casi que nos encontrabamos a mitad de camino entre Ushuaia y México.
Llegamos a Cuzco y estuvimos en la casa de Wilman, otro CS. La experiencia no fué tan buena como las anteriores, pues hay gente acá en Perú que no acaba de entender la idea de la comunidad. Son guias y quieren vender sus “tours” a turistas, y aprovechan el CS como primer contacto.

Nico en la Plaza de Armas de Cusco

Pasamos unos días en la ciudad averiguando sobre las distintas posibilidades. Descartamos el camino del inca por el elevado coste que tiene. No podemos darnos estos lujos.
Después de valorar las distintas opciones decidimos salir en combi hacia la hidroeléctrica con unos amigos argentinos. Son 7 horas de camino y después se deben caminar 8km por las vías del tren hasta aguas calientes.

De camino a Aguas Calientes, por las vias del tren.

Llegamos a Aguas Calientes a las 5 de la tarde. Estabamos muertoooos! Nos habian hablado de un cámping en puente aruinas, y fuimos directos a armar nuestra carpa. Era muy lindo ya que delante de la carpa veiamos el Machu Picchu y en lo alto de la montaña la silueta de las ruinas. Espectacular!
Ese día a las 6 y media de la tarde nos pusimos a dormir ya que a la mañana siguiente debiamos levantarnos pronto para arrancar para arriba a las 4 a.m.
Y así fué, nos levantamos agarramos las linternas, el impermeable y a caminar. Es una hora de subida (1 hora y media desde Aguas Calientes) por escaleras. Un poco duro a esa hora de la mañana... Pero ni te das cuenta que ya estas arriba esperando en la puerta para entrar.
Tuvimos que esperar una hora, pues no abren hasta las 6, pero valió la pena ya que luego fuimos los primeros en entrar en el Waynapicchu y también en llegar a su cima.

Las 2 entradas de MP con el número 1 y 2 de ingreso a Waynapicchu

Hay 2 horarios de entrada, a las 7a.m. y a las 10a.m. y dan turnos a las 6 de la mañana en la misma entrada al Wayna Picchu. Depende del dia combiene subir a una hora o a otra, depende de como este el día.
Nosotros por recomendación subiemos a las 7 y al llegar arriba estaba lloviendo y todo nublado. No lo podiamos creer, no podiamos ver nada! Decidimos esperar, a las 10.30 empezaron a irse todas las nubes y pudimos contemplar la magnífica vista de las ruinas.
Permanecimos hasta la tarde en la ciudadela Inca y por suerte nos preparamos comida antes de salir... para que se hagan una idea de los costes que tiene el único lugar que hay para comprar algo de comida te cobra unos 30 soles por una hamburguesa, que está bien es grande... pero no para tanto! Son literalmente unos h...d....p.... Así que a tener en cuenta que las ruinas no se contemplan entre el desayuno y el almuerzo y llevarse algo para comer.


Vista de MP desde el Waynapicchu

Ciudadela Inca, ruinas Machu Picchu

Cuando dimos por visitados todos los rincones y maravillas de la maravilla emprendimos el mismo camino para regresar. Unos 45 minutos de bajada hasta el camping, pasamos la noche, con el estómago lleno por unos increíbles platos de pasta cocinado en el camping, y a la madrugada del día siguiente salimos por las vías otra vez pero en dirección contraria.

Cocinando en el camping de Aguas Calientes a la vuelta de la visita a MP


Tomando chicha con Irina y más couchsurfers en Cusco


0 comentarios:

Seguidores